La Batalla del Puente de Boyacá: ¿Victoria militar o política?

La Batalla de Boyacá fue un triunfo militar, mas no la independencia absoluta del régimen español. Los residentes en nuestro territorio tomaron partido y engrosaron las filas de los bandos, de acuerdo con las necesidades regionales, dejando una polarización entre la continuidad de la estructura española o la creación autóctona de un nuevo estado.Batalla de BoyacaEl puente de Boyacá es un monumento declarado Patrimonio Cultural de la Nación y pertenece al Distrito Histórico y Cultural de la ciudad de Tunja.

La Batalla del Puente de Boyacá: ¿Victoria militar o política?

Dentro de la Campaña Libertadora, denominada admirable, se celebrará en el mes de julio el triunfo del Pantano de Vargas y en el mes de agosto el del Puente de Boyacá.

Es considerado popularmente el sello de la independencia de más de 300 años de dominio del imperio español, que a su vez enfrentaba guerras con Francia e Inglaterra, por el control y dominio de los territorios usurpados en América y movidos simplemente por el afán de atesoramiento y monopolio de mercancías que iniciaban el desarrollo precapitalista que exigía mano de obra esclava y relaciones de producción feudales para producir la acumulación de riqueza que garantizara ser potencia internacional, convirtiéndose en contradicciones socio-políticas que generaron conflictos entre indígenas, invasores, esclavos africanos y propietarios de minas y feudos asignados por la Corona, y contradicciones entre los funcionarios americanos y los de la metrópoli, hasta el punto de concebir que las nuevas leyes de Indias se obedecen pero no se cumplen.

En este escenario de América, nace una clase social que se apropia de la economía minera y agrícola que finalmente se activa con levantamientos masivos, primero contra las autoridades locales y luego contra las españolas, creándose intereses políticos para reclamar igualdad de condiciones y de participación en el gobierno de las colonias, reclamo que no fue aceptado y, por el contrario, existió exclusión administrativa para los hijos de españoles nacidos en América y sus actividades comerciales fueron gravadas con altos aranceles necesarios para el sostenimiento de la burocracia y la guerra en Europa.

Batalla de Boyaca 1El Monumento a la Gloria de “El Libertador” Simón Bolívar, denominado “El Altar de la Patria”, fue diseñado por Ferdinand von Miller y levantado en el Puente de Boyacá en 1930. Comprende una estatua de Bolívar con la bandera de Colombia sobre su pecho, sobre un pedestal sostenido por cinco mujeres haciendo alegoría a las cinco naciones libertadas. En frente se encuentra la estatua de Clio, la Musa de la Historia, quien sostiene un manuscrito. Cierran el conjunto, 4 ángeles anunciando a los 4 puntos cardinales la batalla del Puente de Boyacá y la gesta libertadora.

La derrota de la nobleza en el viejo mundo, la Revolución Francesa en 1789 y la invasión de Napoleón a España y Portugal crearon las condiciones para las rupturas políticas con el Imperio, que no duraron más de una década, cuando España quiso recuperarse y con su experiencia militar de las guerras napoleónicas reconquistar sus viejas colonias, pero la correlación de fuerzas a nivel de Europa hizo que Inglaterra contribuyera a la derrota militar de España, apoyando las colonias con armas y hombres experimentados en tierra firme y altamar, y con militares autorizados o corsarios, término que se utilizó desde 1595, cuando se quemaron más de 100 cargas de cacao acomodadas en la estiva de varios buques españoles en el puerto de Guatulco (Nueva España), que saquearon galeones españoles y motivaron a “grupos paramilitares” denominados piratas, bucaneros y filibusteros, que contribuyeron a la quiebra de los comerciantes exportadores y de la hacienda española.

La crisis obliga a las colonias a tomar medidas de protección construyendo murallas de piedra que rodeaban los puertos más importantes para impedir el paso de inmigrantes, autorizándose para la salida de mercancías solo tres puertos: Porto Belo, Veracruz y Cartagena, situación que agravó las condiciones socioeconómicas de los esclavos, indígenas, mestizos, criollos y españoles residentes en América, produciéndose levantamientos armados, donde tomaron partida para la lucha, tanto indígenas como esclavos, garantizándoles su condición de libertad y de autonomía territorial, hasta el punto que Simón Trinidad Bolívar declaró la guerra a muerte el 15 de Julio de 1830 en Trujillo (Venezuela), afirmando en su proclama: “Quien no está conmigo, está contra mi”. Con ello se explica lo disímiles políticamente que eran los ejércitos tanto patriotas como realistas.

El historiador Jorge Orlando Melo en su texto Historia Mínima de Colombia, confirma esta apreciación, así: “Los esclavos constituyeron un grupo especial: en Venezuela los jefes españoles sin tropas suficientes ofrecieron desde 1812, la libertad a los que se sumaran a ellos; reforzaban así su poder militar, mientras debilitaban a los criollos dueños de los esclavos. Los políticos criollos, influidos por las doctrinas de igualdad, estaban en general contra la esclavitud, pero consideraban que había que acabar con ella gradualmente, sin violar el derecho de propiedad de los dueños”.

Estas contradicciones y militancias en cada bando hicieron que se formaran regiones simpatizantes de los españoles apoyando al ejército realista, como sucedió en el sur de Colombia, reacios a la independencia, contrario a los Llanos Orientales, donde Bolívar con un ejército de llaneros de las riberas del Orinoco, se une al grupo de llaneros encabezados por Francisco de Paula Santander. En 1819 sorprendieron a los españoles que controlaban Tunja y el Socorro, cruzando la cordillera por una ruta casi imposible. Ganada la Batalla del Pantano de Vargas y finalizando en el Puente de Boyacá, entra triunfante a Santa Fe y proyecta el Congreso de Angostura para diciembre de 1819, donde se configuró la primera organización administrativa denominada República de Colombia.

Batalla de Boyaca 2Alegoría de la Batalla de Boyacá, 1919. José Wilfrido Cañarete. Museo Nacional de Colombia.

Los patriotas organizaron el gobierno en Bogotá, pero seguían bajo control español en Santa Marta, Cartagena, Antioquia y Cauca, Pasto, Caracas y Quito. En 1819 y 1820, las tropas patriotas recuperaron Antioquia y Cauca y después de un armisticio en 1820, entre 1821 y 1823, Cartagena y Santa Marta.

Lo anterior nos deja como conclusión que la Batalla de Boyacá fue un triunfo militar, mas no la independencia absoluta del régimen español y que los residentes en nuestro territorio tomaron partido y engrosaron las filas de los bandos, de acuerdo con las necesidades regionales, dejando una polarización entre la continuidad de la estructura española o la creación autóctona de un nuevo estado, situación que se fue procesando con la continuidad de las viejas estructuras reflejadas en el caso social más notorio en la fuerza productiva esclava que en la Constitución de Cúcuta de 1821 solo logró el reconocimiento de libertad de partos. La abolición absoluta de la esclavitud se da solamente en 1851, bajo el régimen de José Hilario López.

El estado colombiano hoy está proyectando celebrar el Bicentenario de la Independencia, que aunque no fue real, es simbólico con la Batalla de Boyacá y, para ello, ha presupuestado un billón de pesos en 78 proyectos para el desarrollo de la región donde se realizó la última campaña libertadora. Entre ellos se destaca el componente Diversidad y Agua que se incluyó en el Plan Bicentenario, creando un centro de ciencia en Tunja donde se articulará cultura científica con saberes ancestrales. También la recuperación y aprovechamiento sostenible de la Laguna de Fúquene y el Sistema Regional de Ciencia, Tecnología e Innovación del Trabajo Boyacá BIO, que se adelanta con el Instituto Humboldt y Colciencias.

El Bicentenario que se celebrará el próximo mes de agosto corresponde al fin de la guerra militar y la prolongación del vetusto aparato jurídico-administrativo que se rompe radicalmente a mediados del siglo XIX, con las reformas liberales y la Constitución de Rionegro de 1863.

Comentarios
La Batalla del Puente de Boyacá: ¿Victoria militar o política?
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW